Vocación internacional

Ya están encima los dos importantes congresos internacionales que traerán a nuestro país a muchos abogados de otros países (el de la IBA y el de la UIA) y por ello, nos toca hablar de internacionalización. Revisando folletos, webs y otros materiales de comunicación de despachos de abogados españoles muy a menudo he encontrado que entre sus valores principales incluían el de la “vocación o proyección internacional”. La verdad es que es estupendo que lo hagan, sin embargo, en más de un caso, me parece poco adecuado a su verdadera realidad y a su estrategia.

Tener vocación significa según la RAE (y entre otras cosas):  “Inclinación a cualquier estado, profesión o carrera”. Tenerla internacional debería significar que esa inclinación la tenemos hacia lo de fuera. Hoy te propongo hacer un test sobre tu verdadera vocación internacional. Contestar a estas preguntas te tomará sólo un par de minutos y creo que te ayudará a reflexionar sobre tu vocación al exterior: ¿En cuántos idiomas eres capaz realmente de trabajar y en cuántos lo es el despacho? ¿Cuántos contactos tienes con despachos de otros países y de cuales de ellos puedes realmente afirmar con conocimiento de causa que son “excelentes profesionales” que recomendaría a mis clientes sin duda alguna? ¿En qué idiomas están disponibles la web, los folletos corporativos, etc.? ¿Cuántos abogados de otros países tienes contratados? ¿Cuántas veces al año acudes a congresos y eventos internacionales de abogados de tu especialidad? ¿Perteneces como profesional a alguna asociación internacional? ¿Pertenece tu despacho a alguna asociación internacional? ¿En cuántos directorios y rankings internacionales aparece tu despacho o apareces tú como profesional recomendado? ¿De cuántos países serías capaz de dar una explicación general sobre el marco jurídico a uno de tus clientes? ¿Qué experiencia profesional tienes o tienen tus abogados adquirida en otros países?

¿Es la vocación internacional ya uno de tus valores?

You may also like
Cómo limitar los daños jurídicos en el desarrollo internacional del negocio
Despachos globales, internacionales, locales y “glocales”