Ángel Gabriel Tuñón Gallego, presidente de la Comisión de Nuevas Tecnologías del Ilustre Colegio de Abogados de Alcalá de Henares

Ángel Gabriel Tuñón Gallego ha ejercido la abogacía desde el año 1996. Licenciado en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid, realiza los cursos de Doctorado en la Universidad Carlos III de Madrid. Máster en Prevención de Riesgos Laborales, ha desarrollado su profesión fundamentalmente en las áreas de Derecho del Trabajo y la Seguridad Social, Derecho Penal y Derecho Administrativo.

En la actualidad es presidente de la Comisión de Nuevas Tecnologías del Ilustre Colegio de Abogados de Alcalá de Henares, Tesorero del Ilustre Colegio de Abogados de Alcalá de Henares y Consejero del Consejo de Colegios de Abogados de la Comunidad de Madrid. Asimismo, es socio director del Despacho IUBE, coordinador de Comunicación de dicho Colegio y co-director de la revista “Foro Complutense”. También es habitual ponente y docente en la Universidad de Alcalá de Henares y en otras entidades públicas y privadas de formación.

Hoy en JUSTIAPPS hablamos de Tecnología y Derecho con él:

 

¿Cómo ha afectado Internet al sector jurídico?

Ha afectado con la aparición de nuevas formas de relacionarse entre las personas y las instituciones; relacionarse tanto en el buen sentido y como en el mal sentido. Es decir, relacionarse para construir, para comerciar, para establecer relaciones positivas, pero también en el sentido negativo, con la aparición de nuevas figuras delictivas y fraudulentas que utilizan Internet como medio de comisión.

¿Y, en concreto, al Colegio de Abogados de Alcalá?

Ha afectado de forma que es ya la principal vía de comunicación tanto con los colegiados como con las instituciones con las que nos relacionamos. Por ejemplo, en las instituciones administrativas, la tramitación de los expedientes de Justicia gratuita y de turno de oficio se hace exclusivamente a través de un expediente electrónico. Es decir, que no cabe ya la tramitación manual como se ha hecho históricamente, sino que se debe hacer a través del expediente electrónico. Y a través de Internet procuramos también relacionarnos con nuestros colegiados, comunicándoles aquellas noticias que sean de interés, convocatorias de juntas, alojando en el sitio web un espacio dedicado a la transparencia, etc…

¿Han cambiado las redes sociales la forma de legislar en España?

Creo que sí y que lo han hecho negativamente. Las redes sociales tienen una velocidad vertiginosa y el legislador se ha visto un poco desbordado por ello. No implica tanto la aparición de nuevos fenómenos jurídicos, sino que son los mismo solo que se producen en un medio nuevo para todos, que, como dije, es vertiginoso. El legislador está legislando un poco demasiado a golpe de titular, demasiado rápido a veces y entiendo que eso no es prudente.

¿Qué se debe tener en cuenta a la hora de legislar en materia online?

Pues se tiene que tener en cuenta, como en cualquier otra norma, a las personas que se vayan a ver afectados por ella. En este caso son las empresas prestadoras de servicios, los consumidores y usuarios y, dentro de estos, otro sector, el de los jóvenes, que en este caso son los que están tirando del resto de la sociedad y que debía ser más escuchado de lo que está siendo.

¿Cómo ve la relación entre Tecnología y Derecho de aquí a diez años? 

Soñando un poco entiendo que todos los jurados de España van a estar informatizados, que las relaciones entre las partes de un procedimiento y la administración de Justicia van a ser online; entiendo y me pongo a soñar también en que eso va a acelerar la tramitación de los expedientes judiciales y que la Justicia por lo tanto va a ser más ágil, que supondrá un ahorro de costes importante y será una mejor administración para el ciudadano. Eso en cuanto a litigios. En el campo del Derecho que no es estrictamente administrativo, sino prestación de servicios jurídicos, pienso que va a ser la era de la confianza, en la que el cliente pueda acceder a su expediente de forma online, algo que ya existe, pero que espero que se extienda.

 


 

Y vosotros, ¿cómo veis la relación entre la Tecnología y el Derecho actualmente? ¿Y de aquí a diez años? ¡Dadnos vuestra opinión!

You may also like
Arranca Justiapps con un concurso de ideas para mejorar la justicia
JUSTIAPPS: un proyecto que busca acercar la Justicia a los ciudadanos a través de APPS
Celebracion de Justiapp
JustiApps recibe mas de un centenar de ideas para mejorar la Justicia
El Ministro de Justicia recibe a los ganadores y patrocinadores de JustiApps