Comments are off

El mundo es de los valientes

Desde aquí quiero felicitar al despacho Uría que de nuevo ve reconocida a nivel internacional su constante búsqueda de la excelencia. Esta vez, según informan varios medios de comunicación, el reconocimiento recibido consiste en la inclusión del despacho en el estudio MAKE 2008 (Most Admired Knowledge Enterprises), que gestiona Teleos con la asociación The Know Network.

Presentarse a premios (en este artículo cuando me refiero a premios, lo hago a aquellos para los que hay que postularse, no a aquellos en los que las candidaturas las propone la entidad promotora y sólo hablo aquí de los que premian empresas, no a profesionales individuales) y más aún a premios internacionales, es importante. Ganarlos, una alegría que te da fuerzas para continuar mejorando. Por eso los despachos que tienen ambición (de mejorar continuamente, de comunicar la realidad de lo que son, de mejorar la reputación y notoriedad de su marca, de tener un perfil internacional), tienen por lo general una política definida sobre su presencia en premios.

Uno de los premios en los que -sobre todo aquellos con vocación internacional- tienen que estar, son los que organiza la editorial Chambers cada año, los llamados Chambers Awards. En la gala en la que entregan los premios, se reencuentra cada año una buena representación de lo más selecto del mundo jurídico y puede ser una buena ocasión para hacer contactos con despachos de la “city” y de otros países. Os aconsejo la lectura del apartado de la web que incluye bajo el epígrafe “tips” varios consejos útiles sobre la presentación de candidaturas a estos premios. La mayoría de estos consejos valen casi para cualquier premio. Uno de esos consejos es obvio y sencillo y anima a presentarse. Es importante atreverse y según aconsejan en Chambers “Do not be afraid to boast, be proud of achievements, it will shine through in your entry and draw attention”, lo que traducido al lenguaje castizo viene a significar que no es tan malo chulearse un poquito y contarle a los dem

ás lo orgullosos que estamos de lo que hacemos. Hay que quitarse miedos y creerse de verdad que estamos en condiciones de ganar.

La decisión de optar a un premio debe ser adoptada de forma consciente y voluntaria por quienes luego deberán participar/colaborar en la elaboración de la candidatura. Pasa a veces, que sólo el responsable de marketing se cree en el proyecto y en esos casos, se sufre enormemente para lograr cumplimentar los impresos de presentación de candidatura. Por otra parte es importante, antes de nada que leerse las bases de los premios: ¿qué se premia?, ¿cumple mi organización los requisitos que se exigen?

Además, es clave dedicarle tiempo a las candidaturas. Hay que presentar documentos que reflejen bien lo que somos, hacemos, queremos. Deben ser documentos que “vendan” una imagen ejemplar de nuestra firma, documentos sin erratas, bien escritos. Es importante tener en cuenta quienes juzgaran las candidaturas y en función de su perfil, utilizar un tipo de registro u otro. En todo caso y sobre todo para los premios que ya están muy arraigados, no hay que olvidarse de que habrá posiblemente muchos candidatos y que “lo bueno, si breve, dos veces bueno”.

En el plano nacional, me gustan mucho los premios que organiza cada año la casa que acoge mi blog, los que premian la innovación en gestión de los RR.HH. las bases de estos premios se encuentran en este link. La verdad es que es una pena, constatar que la presencia de los despachos de abogados en este premio es residual (en la lista de empresas que presentaron su candidatura en el año 2007 encontré a Gómez-Acebo y Pombo. Entre los premiados de las diferentes ediciones creo que no hay ni un solo despacho).

El último premio que me parece muy interesante es el que organiza el diario económico Financial Times, FT Innovative Lawyers. Las bases del premio, que este año celebra su tercera edición (en octubre se comunicarán los resultados de este año) pueden encontrarse en este link. En la pasada edición tuvimos varios premiados: Garrigues, Uría y Cuatrecasas, merecieron estar entre los mejores.

Si después de leer esto, te apetece recibir premios, el trabajo primero a realizar es el de responder a las preguntas: ¿qué hace bien mi organización?, ¿en qué destaca?, ¿es esto novedoso?, ¿qué me interesa que la gente sepa sobre mi organización?. La segunda tarea es de investigación y debe buscar responder a la pregunta: ¿qué premios hay que me interesen para cumplir los objetivos que me proponga (atraer y retener el talento; ganar nuevos clientes; que me conozcan mis competidores; etc.). Hoy yo creo que todos los existentes deben tener colgadas sus bases en internet, así que hacer este trabajo de campo no es difícil. A continuación debe tomarse la decisión de presentarse y trabajar en la candidatura.

Ojalá en un par de años podamos escribir sobre este tema mencionando los éxitos de muchos más despachos nacionales. El mundo es de los valientes.

You may also like
María Jesús González-Espejo, socia directora de EmprendeLaw, candidata de la IV Edición de los premios Derecho En Red al mejor blog y post