Comments are off

De una cultura extensiva a una intensiva

Se habla mucho de que en España tenemos una cultura de trabajo de largas jornadas y de que no somos eficientes. Yo a esta cultura la llamo “extensiva” frente a la “intensiva”, que inspiraría y regiría la vida corporativa de nuestros afortunados amigos del Norte de Europa. Se habla también con frecuencia de la necesidad de aprender a trabajar de otra forma y creo que se habla menos de cómo en la práctica lograr que las organizaciones pasen de la cultura extensiva a la intensiva. Hablemos de ello.

Me contó un amigo, que fue Consejero Delegado de una multinacional británica que en su empresa se trabajaban largas horas y que en un momento determinado quisieron cambiar este hábito y que no había forma de lograrlo, hasta que se dio cuenta de que el problema era él. Si él, trabajador afanado y sin horarios, entregado al negocio sin descanso, no se iba de la oficina, los demás (salvo algún “ácrata descarado”) tampoco lo hacían. Así que decidió un día cambiar de hábito y comenzó a salir más pronto y lo que es más importante aún, a pasearse por toda la oficina despidiéndose alto y claro de todo el equipo. Algo tan simple bastó para realizar un cambio cultural. Esta organización comenzó así su conversión hacia lo “intensivo”.

Pero que la gente se pueda ir más pronto a su casa sin que sufran los resultados es necesario que o tele trabajen o que durante el rato presencial en la oficina se trabaje de forma más eficiente. ¿Y qué tipo de políticas y herramientas pueden coadyuvar a ello? Pues entre otras cosas podemos por ejemplo:

1) Fomentar el desarrollar de una cultura del desempeño, es decir lograr que la gente trabaje para cumplir unos determinados objetivos, expresados, comunicados, medidos, reconocidos y recompensados;

2) Destinar un pequeño espacio a comedor y zona de estar e incluso coordinar desde la empresa la compra de comida o un servicio de catering;

3) Enfatizar la importancia de la gestión correcta del tiempo: evitando reuniones innecesarias; contando y usando la tecnología adecuada; etc.

Ahora que llega la Semana Santa y tendremos algo de tiempo para reflexionar, ¿Por qué no hacerlo sobre este tema? ¿Se encuadra tu organización entre las de cultura intensiva o extensiva? ¿Podría pasar de un estado a otro? ¿Cómo podría hacerlo?

You may also like
Si tu me dices ven, lo dejo todo